principios del entrenamiento
Principal Arriba

 

Una buena forma de asegurarte que tu programa de actividad física es fiable es asegurarte de que cumple, uno a uno, los principios fundamentales del entrenamiento deportivo. así que... ¡¡ ánimo !!.

 

PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO

 El proceso global de entrenamiento se rige por una serie de guías y reglas que se relacionan entre sí, garantizando una aplicación correcta del proceso de entrenamiento sobre bases de principios pedagógicos de carácter general.

Exponemos aquí los principios más básicos, excluyendo aquellos más específicos del alto rendimiento.

Principio de la unidad funcional

El entrenamiento tiene que ser considerado como un todo único que repercute o se aplica a la persona en su globalidad: física, psíquica, intelectual, etc.

Hay que considerar que el organismo funciona como algo inseparable. Cada órgano, aparato y sistema están correlacionados con el otro. De aquí la importancia de prestar atención al desarrollo de los distintos sistemas circulatorio, respiratorio, endocrino, alimentación y de movimiento.

Atendiendo a la unidad del deportista y el trabajo a desarrollar, esto nos va a llevar a los otros principios del entrenamiento.

Principios de la generalidad o multilateralidad.

El entrenamiento debe buscar el desarrollo armónico de todas las cualidades para una vez asentadas las bases, hacer hincapié en una o varias cualidades propias de la especialidad.

Se ha demostrado que todas las cualidades se mejoran más gracias al entrenamiento genérico. Es mucho más fácil acometer un trabajo cuando el deportista posee un bagaje de experiencias motrices básicas, ya que se encuentra en una mejor disposición para afrontar el entrenamiento específico. Se puede decir que un entrenamiento general garantiza el entrenamiento propio de la especialidad.

Principio de continuidad

Tiene que existir una relación entre esfuerzo y descanso para que la adaptación sea óptima. Tras el esfuerzo el organismo debe recuperarse o restablecerse.

Los descansos son necesarios para la recuperación del organismo, pero éstos deben ser los adecuados:

Descansos largos no entrenan.  

Descansos cortos sobreentrenan.

Descansos proporcionales permiten el fenómeno de la supercompensación.

Hacer deporte sólo los fines de semana no es suficiente

Principio de la progresión o del crecimiento paulatino del esfuerzo.

El entrenamiento deportivo se basa en el aumento progresivo del esfuerzo conforme va aumentando la capacidad funcional del deportista:

Si se mantiene una carga de entrenamiento a un nivel determinado, llegará un momento que no se produzca mejora en el organismo del individuo; se crea un estancamiento en el rendimiento del deportista.

El crecimiento paulatino del esfuerzo se basa en el aumento del volumen (factor cuantitativo) y el aumento de la intensidad (factor cualitativo).

                        El incremento gradual de la carga puede producirse mediante:

bullet incremento de la frecuencia de entrenamiento. (más días a la semana)
bullet incremento del volumen de carga por unidad de entrenamiento con igual intensidad (más repeticiones)

·        incremento de la intensidad de estímulo en la unidad de entrenamiento. (más peso, velocidad, etc.)

 

Principio de la individualidad.

Cada individuo tiene unas características morfofisiológicas, con una capacidad individuo, un desarrollo físico, una edad, etc.

Si se aplica un estímulo a varios individuos, se observará:

Cada uno tiene una capacidad de esfuerzo distinta.

Cada uno tiene una capacidad de adaptación y de recuperación distinta.

De esto surge la necesidad de adaptar los ejercicios y entrenamientos a las condiciones de desarrollo y entrenamiento del sujeto.